Viviendas Sociales RESCATE SOCIAL

Zonas marginales en Honduras

Esta experiencia surge como una iniciativa de unidad entre el sector público y privado ante la clara necesidad de mejoramiento de las condiciones de vida de muchos habitantes de las comunidades hondureñas. No solo de las familias que viven en zonas marginales del corredor central de desarrollo, sino que también en aldeas y caseríos de los municipios

En las riberas de las quebradas  ha albergado por muchos años a familias que, primero por razones de trabajo asociadas ,  o por simple interés de permanecer en el lugar, se han quedado, conformando con ello una gran población que luego comienza a demandar soluciones habitacionales más definitivas. Los niveles de allegamiento ascienden rápidamente ante la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo de carácter más permanente por la cercanía con el sector del área de trabajo,

El Proyecto de Construcción de Viviendas Sociales “RESCATE SOCIAL” viene entonces a satisfacer la tan anhelada necesidad de una vivienda definitiva, pero para lograrlo no se dejan de lado las desconfianzas y temores existentes para con las autoridades municipales, y por tanto, para con sus funcionarios. Razones históricas y políticas afectan esta experiencia, además de variables sociales relativas a la organización y participación de la comunidad en el Proyecto, en sus distintas etapas y aspectos.

Ha sido permanente interés de los vecinos que nos organizamos, desde su nacimiento en 2009, abordar la problemática habitacional de las zonas marginales en honduras, tema que se considera uno de los problemas sociales más importantes que afecta a las familias de escasos recursos. La Ciudad capital es sujeto de gran inmigración ya que ofrece una calidad de vida superior y un entorno tranquilo, condiciones arraigadas en su propia historia. Por ello el municipio ha priorizado el desarrollo de iniciativas y alianzas que se orienten a contribuir a la disminución del déficit habitacional.

En la Municipalidad del Distrito Central, la responsabilidad central en esta materia recae en la Dirección de Desarrollo Comunitario, unidad que se constituye en la cara visible ante la comunidad de los avances del Proyecto. En ésta Dirección la ejecución directa corresponde a los Asistentes Sociales, quienes interactúan con los pobladores e intermedian con otras unidades técnicas del municipio, como por ejemplo infraestructura, o con entidades externas como  VIVIENDA SOCIAL

El Proyecto “RESCATE SOCIAL” considera la construcción de cerca de 1.000 viviendas sociales en las zonas marginales  de las ciudades del distrito central zona del Depto., de valle, Choluteca,  San Pedro Sula y las zonas rurales del paraíso. Acuerdo de construir soluciones habitacionales acceso a la gente de bajos ingresos y sub-empleados  radicandos, en las zonas arriba en mención

El aporte central del beneficiario  es el terreno y   apoyo al ahorro de cada grupo familiar. El beneficiario  aporta mano de obra  no calificada, y 25% de la mano de obra calificada para las familias involucradas, se ejecuta la construcción. En sociedad y en forma mancomunada entre beneficiarios también aporta materiales locales, por cada familia y además proponemos  para construir un parque infantil en cada zona de beneficiarios  así como también construir un jardín infantil para  niños en edad preescolar y  multicanchas. Además tiene la responsabilidad de coordinar los aspectos sociales y técnicos relativos al ahorro, traslados, despeje de la zona de construcción, organización de la comunidad, asignación de las viviendas, entre otros.

Para financiar la vivienda de cada beneficiario concurre su ahorro previo lps.7, 000.00 un aporte directo del beneficiario (a), habitacional  la organización RESCATE SOCIAL compromete a la gestión de  lps. 50.000.00   Lempiras para la compra de materiales por cada solución habitacional, el valor restante de la vivienda lo asume cada grupo familiar.

El Proyecto ha considerado ser construido en cuatro etapas en los mismos terrenos donde del beneficiario  mencionados anteriormente. Es definido entonces como un proyecto de RADICACION que privilegia que las familias de escasos recursos permanezcan en su comunidad.

El proceso de construcción de cada una de las etapas considera inicialmente el traslado de los habitantes  a un lugar seguro que ellos tomen a bien, involucrado en dicha etapa, hacia un lugar Transitorio de viviendas de material ligero, con terreno y servicios básicos completos, levantadas en las inmediaciones del lugar referido,  que alojará a las familias beneficiarias durante el tiempo que demore la construcción de sus soluciones habitacionales.

Los terrenos que quedan despejados deben ser cerrados y limpiados por los beneficiarios y posteriormente entregados a “RESCATE SOCIAL “para el comienzo de la construcción. Una vez finalizada ésta, se vuelve a trasladar a las familias beneficiarias desde el Transitorio hasta sus nuevas viviendas. En cada una de las etapas se repite el ciclo, el mantenimiento y las reparaciones aconsejables en cada caso. Se trata entonces, de una radicación en los mismos sectores donde los pobladores vivían originalmente.

El proyecto de construcción considera soluciones habitacionales de tres tipos: vivienda unifamiliar de 70 mts.2, departamentos de 60 mts.2 y departamentos de 50 mts.2. Además se incluye la construcción de una extensa área verde con juegos infantiles, un jardín infantil para  niños, sedes vecinales, paradero de locomoción colectiva, estacionamientos y plazas. Se destaca la implementación de un sistema de alumbrado público y domiciliario con  agua potable y red de aguas negras

Del total de viviendas que incorpora el Proyecto, RESCATE SOCIAL se encarga de designar a los beneficiarios de  las familias  antiguas  inscritas en sus listados.

En el caso diferente al proceso normal con que asigna Se ha innovado en un proceso mixto de asignación de las viviendas Se calcularon puntajes en base a los criterios antigüedad en los listados de  y cantidad de ahorro, para asignar el modelo de viviendas, y posteriormente, en reuniones sucesivas, los propios postulantes participaran de la elección ubicación específica de su solución habitacional.

El proceso de desarrollo el proyecto no ha sido fácil, dada la necesaria coordinación entre las instituciones cooperantes y la permanente necesidad de participación que se requiere de los vecinos en las distintas etapas de implementación. Sin embargo, se está seguro que con esta iniciativa se contribuye significativamente al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de más escasos recursos de las zonas marginales de honduras

En lo social ha sido fundamental el trabajo con las directivas de los pobladores ya que a través de ellas se coordinan la mayoría de las acciones y se canaliza la información necesaria para el desarrollo del Proyecto. Al mismo tiempo éstas han sido, con sus altos y bajos, instancias de organización que han planteado sus demandas,  El manejo de situaciones de conflictos e intereses individuales por sobre los colectivos no han estado ausentes.

Por ser un Proyecto de radicación definitiva de sectores poblacionales de escasos recursos, insertado en una comunidad en que viven muchas de las familias más ricas del país, ha sido foco permanente de críticas. La baja en la plusvalía de las propiedades aledañas a la zona de construcción ha sido una constante en los reclamos de vecinos que solo velan por sus intereses sin evaluar en ningún momento las necesidades de los otros o su derecho a obtener una solución habitacional digna.

Por lo mismo el tema de la integración urbana es difícil de plantear. Lo importante es que siempre ha existido la postura clara del municipio y de los profesionales que trabajan en él de mantener a los pobladores de esta zonas, ya que muchos de ellos no son nacidos en la comunidad pero  llevan muchos años en el sector.

Hitos centrales del proyecto han sido los periodos de traslado de las familias a la casa transitoria construida especialmente para albergarlas mientras se construyen las distintas etapas del Proyecto. Información y coordinación han sido palabras difíciles de conjugar en esta práctica. Los niveles de confianza hacen crisis, sobre todo por historias anteriores. El “rumor” es el principal enemigo.

Un último aspecto que atañe a lo organizacional y que no se puede dejar de mencionar es la implementación del sistema mixto de asignación de las viviendas. Luego de acordar con RESCATE SOCIAL que los asistentes sociales de la comunidad serían los que realizarían este importante proceso, se diseñó un sistema especial que permitía valorar aspectos técnicos para asignar una cierto modelo de solución habitacional, al mismo tiempo que considerar la opinión de los futuros asignatarios sobre sus posibles vecinos. Luego entonces de determinar la prioridad para ocupar un modelo de vivienda, eran los mismos pobladores quienes elegían sus vecinos. Existen algunas experiencias en RESCATE SOCIAL de este tipo, pero con un número menor de familias. Esta experiencia, consideró utilizar este sistema

CAMPAÑAS DE POSTULACION Y AHORRO

Los procesos de campaña para que los pobladores de los campamentos beneficiados se inscriban en RESCATE SOCIAL, así como para que logren su ahorro previo, serán permanentes durante los años que se implementara este proyecto en las comunidades. Para ello varios profesionales y técnicos de la Dirección de Desarrollo Comunitario han debido organizarse para desarrollar las siguientes tareas:

  • Atención de casos en el Departamento de Vivienda
  • Visitas domiciliarias periódicas a las familias beneficiadas (“puerta a puerta”)
  • Registro computacional del ahorro
  • Desarrollo de actividades recreativas
  • Coordinación con RESCATE SOCIAL por inscripción de postulantes
  • Reuniones grupales en terreno por orientación
  • Reuniones con dirigentes
  • Elaboración y distribución de material gráfico de apoyo a la campaña
  • Visitas de los pobladores a la casa y departamento pilotos
  • Actualización de planos de lote de terreno
  • Reuniones periódicas de equipo técnico de RESCATE SOCIAL

ELABORACION DE INSTRUMENTO DE ASIGNACION DE VIVIENDAS

Con el objetivo de dar plena formalidad y transparencia al proceso de asignación de las viviendas, se elaboró un Reglamento de Asignación de las Viviendas Sociales para el Proyecto, RESCATE SOCIAL que contiene los criterios priorizados por el Concejo coordinadores para la entrega de las soluciones habitacionales.

Este Reglamento estableció el procedimiento para la “asignación del modelo” de las viviendas, según los siguientes criterios:

  • Nº de hijos que viven con el postulante
  • Años de antigüedad del postulante en la comuna (o cónyuge o conviviente)
  • Años de antigüedad del postulante  (o cónyuge o conviviente)
  • Cantidad de ahorro por sobre el solicitado (7000,00 lempitas )

Posteriormente se procederá al proceso de “asignación por afinidad” en el que en base a sucesivas reuniones con los pobladores, ellos eligen a sus vecinos y la ubicación específica de su casa.

PRINCIPALES APRENDIZAJES DE LA INTERVENCION PROFESIONAL

    • Participación v/s paternalismo: el tema de la participación social siempre es inherente al trabajo de los asistentes sociales. ¿Hasta qué punto la comunidad debe decidir o estar informada? Eso es lo difícil de determinar.

Este Proyecto consideró la participación de los pobladores en la fase de ejecución, y el diseño. En realidad la participación en la ejecución era esencial ya que al radicar  las familias deben aceptar ser trasladadas a un lugar de tránsito. Las metodologías de trabajo implementadas en este sentido fueron las correctas aun debiendo señalar que siempre es posible mejorarlas.

3 Comentarios

  1. Benigno Zeron /

    Necesitamos la ayuda urgente para ayudar a mitigar la carencia de vivienda en Honduras

  2. Cristina Silva /

    Quisiera incorporarme a su Proyecto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>